Metas de fin de año

Las metas de fin de año para darle propósito a tu vida

Desde que comencé a trazarme metas anuales y a hacerles seguimiento mes a mes, sentí que mi vida había tenido un cambio importante.

De esta forma quiero iniciar esta reflexión el día de hoy.

Ya estando cercanos a fin de año, es tradición que nos tracemos las metas del año siguiente. Muchos lo hacen el mismo 31 de diciembre; quizá mientras se comen 12 uvas definiendo una meta por cada uva que comen y otros prefieren colocar las metas en un papel que amarran a un globo para enviarlo al cielo hasta que se pierda de su vista.

Todo esto es muy bonito.

Existen dos posibles resultados: Que te agregue valor a ti como persona o que te sirva pa’ ni mierda. Si definiste tus metas el mismo 31 de diciembre, lo más probable es que el resultado sea el segundo… si, el de ni mierda.

Sea como sea que lo hagas, hoy quiero hablarte de por qué es TAN pero TAN importante que te plantees unas metas de fin de año con anterioridad y que les hagas seguimiento.

Por qué no sirve definir metas el 31 de diciembre

No sirve porque lo que vas a definir en un día o en unos minutos no es verdaderamente lo que estás deseando. ¿Por qué te lo digo? Porque saber lo que quieres ser, hacer y tener es más complejo que ser más delgado, hacer mucho dinero o tener una casa bonita.

¿Qué estoy generalizando? Por supuesto que sí. Pero no creo fácil llegar a cumplir tus metas de fin de año si no sabes cuántos kilos quieres bajar, cuánto dinero piensas hacer y cuál será tu casa bonita.

En cambio considero un paso muy importante si en vez de trazarte las metas de fin de año a las 12 de la noche del 31 de diciembre, dedicas un mes completo a pensar qué es lo que quieres CONCRETAMENTE para tu vida, ¿o será que una empresa importante define su horizonte estratégico en un día con lo que se le ocurra en ese momento?

No creo.

¿Entonces por qué es tan importante definir tus metas con anterioridad?

  • Te permite reflexionar sobre lo que verdaderamente quieres y es importante para ti. Si te lo tomas como una actividad importante, tu pensamiento va a estar enfocado en obtener metas que te motiven.
  • Te da la posibilidad de ser concreto con lo que quieres. ¿Quieres una casa? Bien, dónde quieres que esté ubicada, de qué tamaño, de qué precio.
  • Consigues definir metas realistas y sus aspectos relevantes, como las actividades para conseguirlas o el seguimiento que tendrán.

Definiendo tus metas de fin de año

Te he mostrado la importancia de definir tus metas para el próximo año. Lo más importante es que las plantees y hagas seguimiento; la forma cómo lo hagas te la dejo a ti. Sin embargo, si te voy a contar cómo lo hago yo.

Metas principales

Son las metas que considero un derrotero, un propósito en mi vida. Aquí entran aquellas metas que definen un estado al que quiero llegar o que llevarlas a cabo requiere elevados recursos o un cambio muy significativo en mi vida. Las metas principales puede que te lleve cumplirlas varios años, pero no importa, tenerlas definidas es mejor que tenerlas como un simple pensamiento.

Por ejemplo, en algún momento tuve como meta graduarme de Ingeniero Industrial. Ya lo conseguí.

Pero este año me he propuesto llegar a tener 10.000 visitantes únicos en Ingenio Empresa. ¿Qué lo conseguiré el año entrante? No lo sé, es ambiciosa, quizás no. Pero si no la defino, el próximo año no haré las actividades necesarias para tener el objetivo más cerca de cumplirse.

Metas secundarias

Y te digo que no por ser secundarias no lucho por cumplirlas. Aquí incluyo todas las metas que en el momento que estoy viviendo no representan un cambio significativo en mi vida pero que sin embargo quiero lograr porque son importantes para mí. Puede que en algún momento bien sea por el contexto (país, familia, amigos, persona) o porque ya logré una meta principal o porque se me da la gana, una meta secundaria se convierta en una meta principal.

Ejemplos de metas secundarias en el nuevo año son: Hacer un viaje por Sudamérica y tener un huerto en casa.

Hábitos

Son metas que representan la creación o eliminación de hábitos en mi vida. Por ejemplo, para este nuevo año me he propuesto meditar al menos 10 minutos todos los días.

Finalizar lo comenzado

Todo aquello que en algún momento comencé y no terminé, y que por supuesto terminarlo es importante para mí hoy día. Terminar de leer el arte de la guerra de Sun Tzu entra en esta categoría.

Sé concreto

Vuelvo a hacer hincapié sobre esto. Cuando me trazo metas defino si deben estar cumplidas para el 31 de Julio o el 31 de Diciembre; es decir que me las trazo a nivel semestral según su complejidad. Además defino sus características lo más específico posible.

Por ejemplo si quiero hacer un viaje por Sudamérica defino los países que visitaré y en qué orden; o si quiero tener una experiencia de salto en bongie, busco la ubicación del salto y la empresa que lo hace.

Haciendo seguimiento a tus metas

Esto es importantísimo. ¿De qué sirve definir tus metas si luego quedaran en el olvido? Para hacerles seguimiento, esto es lo que hago:

  • Tengo un archivo de Microsoft Word donde tengo todas las metas del próximo año definidas.
  • Además, anoto mis metas en un papel que cargo siempre conmigo en mi billetera.
  • No tengo un tiempo periódico para verlas, pero si las veo por lo menos una vez al mes. Por ejemplo en cualquier fila de espera, pienso cómo voy con mis metas; saco la billetera, tomo el papel y comienzo a evaluar las actividades que he hecho para ver mis metas logradas. Te recomiendo entonces que en vez de eso, definas una periodicidad en la que vas a evaluar qué es lo que has hecho para cumplir tus metas.
  • Anoto las actividades hechas y los avances significativos: Esto no lo hago en el papel que cargo en la billetera sino en el archivo de Word. Lo hago semestralmente. Además de eso, anoto, si aplica, próximas actividades a desarrollar para avanzar en el cumplimiento.

Como he dicho muchas veces en los artículos, lo que no se mide, no se controla. Si no se controla, difícilmente se consigue.

Considera el seguimiento y la autoevaluación como una medición. Cuestionarte sobre cómo vas define tu propósito y te enfoca, te ubica en el camino.

Aquello en lo que te enfocas, se expande.

Algunos consejos adicionales

El para qué

Enfaticé mucho en la importancia de pensar tus metas de fin de año con anterioridad. Quiero que cada meta que te plantees, la pases por un ojo evaluador. Ese ojo es el “para qué”.

Pregúntate con cada meta que te planteaste, ¿para qué la quieres lograr?

  • Para qué quiero tener un huerto en casa: Para ser más saludable. Para sentir mayor independencia del mercado y del sistema. Para decirle a otros – Ey, eso que te estas comiendo lo sembré yo con mis propias manos.

Lo que quieres VS lo que no quieres

Recuerda definir tus metas positivamente. Si estás pensando en un estado en el que no te gusta estar, plantéate como meta el estado contrario siendo específico.

  • Un ejemplo personal:

En vez de “Quiero dejar de estar apretado en mi economía a fin de mes” defino que “quiero aumentar en 50 dolares mis ingresos pasivos mensuales”

  • Un ejemplo común:

“Voy a dejar de ser gordo” Mejor digo que “Voy a bajar 20 kilos”

Concluyendo

Este post, más que tratar de decirte cómo planificar las metas del 2017, lo que busca decirte es HAZLO. Te he mostrado cómo planeo yo las metas del 2017, de hecho te he mencionado algunas. Mi forma, mi método, totalmente personal, de mí para ti. Pero, de seguro hay formas mejores. Sé inquieto.

Si estas decidido a definir tus metas para el nuevo año pero quieres buscar otras formas de hacerlo o quizá no te gustó como lo hago yo, considera estas 8 claves para planificar tus objetivos de nuevo año, artículo de Vivir al máximo; o el artículo de IvanMB con el método SMART para definir objetivos apropiados, además de una herramienta que te permitirá planear y priorizar tus objetivos para pasar a la acción, el onirograma, artículo de Ivan Avanza.

 

 

Si esto te ha sido útil...

Únete a la comunidad. ¡Es gratis! Vas a comenzar a recibir en tu bandeja de correo recursos, herramientas y novedades exclusivas para miembros de Ingenio Empresa.

2 comentarios en “Las metas de fin de año para darle propósito a tu vida

  1. El hecho de definir metas u objetivos tomándose un tiempo y no deprisa y corriendo en el último minuto, expresa un grado de compromiso con uno mismo que es muy útil cultivar ya que tomado como rutina, puede contribuir a aumentar la calidad de vida de quien lo practica.
    Añado como referencia la expresión escrita de nuestros objetivos en formato SMART (específicos, medibles, alcanzables y acotados en el tiempo), sin olvidar el seguimiento de los mismos.

    • Elena, tal cual como tu dices, “una rutina que logra aumentar nuestra calidad de vida”. Hacerlo no nos cuesta nada, pero nos puede traer mucho si lo hacemos bien.
      Gracias por la referencia, la he incluido en el post con una buena referencia.

Deja un comentario