Modelo de innovación

La gestión de la innovación empresarial a través de un modelo

Es evidente la importancia que se le ha dado a la innovación en los últimos tiempos. Es una necesidad, una competencia, una meta o estrategia para nuestros entornos de desenvolvimiento: Empresa, academia, estado y vida personal, y es por esto la gran relevancia del tema de hoy: El modelo de innovación.

¿Pero por qué un modelo de innovación? ¿y para qué? Bueno, la innovación tiene que venir de alguna parte, y un modelo de gestión de la innovación tiene como objetivo crear las circunstancias y espacios ofreciendo las oportunidades y herramientas para dar con ella. ¿Cómo lograrlo? En Ingenio Empresa vamos a buscar la respuesta. Iniciamos.

El artículo de hoy está centrado en cómo desarrollar un modelo de gestión de la innovación en la empresa, exponiendo cómo actúa desde la recepción de la idea o definición del desafío, hasta su implementación.

Aun así muchos de los elementos que veremos pueden ser homologados a otros ámbitos como colegios, universidades, grupos o comunidades, etc.

Beneficios de un modelo de innovación

¿Para qué crear un modelo de innovación en la compañía, escuela o grupo? Vamos a tratarlo como si fuera en la empresa (por algo somos Ingenio Empresa), pero no dejes de pensar cómo se aplicaría en otros entornos, seguro que encuentras la relación.

  • Promovemos la creación de ideas: ¿Cuántos empleados en las organizaciones tienen ideas de cómo algo puede hacerse o ser mejor? Un modelo de innovación los hace conscientes de que existen mecanismos para entregar sus ideas y marcar la diferencia.
  • Identificamos ideas de negocio viables: Si bien una adecuada gestión de la innovación aumenta el flujo de ideas, no todas son viables. Quizás muchas son buenas, pero la empresa no está preparada para llevarlas a cabo. Nuestra tarea es establecer criterios para determinar qué ideas son viables.
  • Siempre hay una mejor forma de hacer las cosas, siempre: ¿Acaso necesita explicación este punto? Te coloco el típico ejemplo: La persona que ha hecho una labor de la misma forma toda la vida, y así lo sigue haciendo porque así le ha dado resultado. Llega otra para ver lo que hace y encuentra 10 formas de hacerlo mejor.
  • Agilidad, agilidad nivel innovación: Cuando algo es prioridad debe ser hecho en poco tiempo. La gestión de la innovación en la empresa debe ser de índole estratégico, cosa que permita tener todos los recursos (tiempo, personas, dinero, conocimiento, etc) para que el resultado de nuestra innovación sea un hecho en el tiempo planeado.
  • Mayores ahorros: Si mejoramos la forma de hacer las cosas, lo menos que vamos a conseguir es más tiempo y el tiempo es dinero.
  • Más ideas, más dinero: Ese es el objetivo y a eso debería apuntar el modelo. En un mundo cada vez más competitivo, las compañías deben desarrollar nuevos productos o servicios que les permitan mantener a flote.

Cómo lo hacemos: Camino a la gestión de la innovación

Si nos fijamos en los beneficios antes citados, ya podemos imaginar una lista mínima de lo que debería contemplar un modelo de innovación. El modelo que exponemos es un ejemplo que se puede adaptar a las características de cada empresa o comunidad, y no se consideran un estándar por ningún modo, pero si una guía o norte para saber qué puede tener.

Modelo de innovación: Las etapas
Fases del modelo de innovación

Los frentes transversales del modelo de innovación

El modelo de innovación que expongo aquí luce 4 frentes o conciencias transversales, y digo frentes transversales porque están presentes a través de toda la gestión de la innovación, desde la concepción de la idea hasta la implementación o lanzamiento. Tener conciencia de ellos es un insumo para anticiparnos a los cambios y lograr que el resultado de nuestra innovación tenga éxito.

Conciencia del entorno: Con entorno me refiero a todo lo que nos rodea. La realidad local, nacional e internacional es el ecosistema sobre el cual la idea florece hasta convertirse en un producto o servicio, por lo tanto es necesario hacernos consientes de este.

Para ilustrar este caso me remito a la teoría de Porter sobre la ventaja competitiva de una nación. Un ejemplo es Chile, país con fortalezas en minería o producción agrícola. Colombia muestra iniciativas asociadas al café, la moda o salud, y no será de extrañar que Perú presente proyectos de gastronomía. Cada nación propicia la innovación hacia un enfoque, el cómo lo haga y en qué dirección será el detonante de la innovación empresarial.

Conciencia competitiva: ¿Qué están haciendo mis competidores que yo no esté haciendo? ¿Cómo voy a reaccionar ante eso? La gestión de la innovación tiene presente lo que está haciendo la competencia y cómo desde el modelo de innovación la compañía responde a eso.

Conciencia tecnológica: En este mundo de cambios vertiginosos, la tecnología juega un papel fundamental, y es que por muy innovadores que seamos, requerimos de la tecnología para apalancarnos y ser competitivos. ¿Cuántas empresas aún hoy en día manejan su facturación en medios físicos? Pocas.

Hacernos conscientes de nuevas tecnologías y tendencias que se toman al mundo como el Big Data, la robótica, internet de las cosas, impresión 3d, inteligencia artificial o el cloud computing (Año 2016), nos coloca un paso más adelante, pues no debemos olvidar que siempre dentro de cada nueva invención, se encuentra 3 inventos relacionados detrás esperando surgir.

Conciencia del mercado: ¿Qué está pidiendo el mercado que nadie le ha dado? ¿Qué nuevas necesidades se han creado? ¿Cómo ha reaccionado el mercado frente a la llegada de nuevas invenciones y qué hago yo ante eso? Algo tan simple como saber qué busca la gente en google me puede dar la respuesta.

Un modelo de gestión de la innovación debe involucrar al mercado, o acaso ¿queremos crear algo verdaderamente creativo pero que nadie necesite y que por ende no adquieran?

Cuatro frentes, consciencia de ellos. Una empresa que tenga la innovación como eje en su estrategia debería de tener personas investigando cómo se mueven estos cuatro componentes.

Compensación del modelo de innovación

Esta es una de las partes más importantes de un modelo de innovación: La compensación.

La cultura de innovación en la empresa es más que pedirle a los colaboradores y externos que entreguen sus ideas sin brindarle ningún tipo de estímulo o sin crear espacios que susciten la innovación.

Hablando de personas al interior de la empresa, para este modelo de innovación que te propongo la compensación se desarrolla por puntos, donde en la medida en que alguien entrega una idea y esta comienza a evolucionar, esta persona comienza a recibir puntos que puede redimir por premios.

A esto le llamamos plan de incentivos.

¿Qué es un plan de incentivos?

Es una serie de estímulos (premios, sueldos, viáticos, reconocimientos, gratificaciones, etc) que premian al personal por sus labores en la compañía. El objetivo al brindarle incentivos es motivar y retener al personal, y en nuestro modelo de innovación, un plan de este tipo logra promover la cultura de innovación al premiar las ideas y creatividad de los empleados.

Incentivos modelo de innovación
Ejemplo de plan de incentivos modelo de innovación

En el mercado ya hay compañías dedicas a gestionar programas de incentivos para las organizaciones. Empresas posicionadas como Gluky o the black tomate agency se encargan del asesoramiento y creación de planes de compensación e incentivos ajustados a las características de la organización.

La innovación abierta: ¿Cómo compensarla?

La innovación abierta se refiere a la intervención de externos para la generación de innovación al interior de la compañía, mientras que la cerrada es la que se da con el personal propio. Para trabajar con externos debemos definir con quién trabajar y esto se hace una vez se ha definido el desafío.

El mensaje que quiero enfatizar es que hay diversas formas de innovar de forma abierta y que no necesariamente es costosa:

  • Concursos o convocatorias ofrecidas a la academia
  • Intercambio de experiencia empresarial
  • Foros de entorno empresarial
  • Redes y comités empresariales

Fases o etapas del modelo de innovación

Son fases a través de las cuales una idea concebida sobre uno o mas frentes o consciencias, pasa a ser valorada, estudiada, diseñada y desarrollada en un producto, servicio, solución o implementación. Vale decir que las etapas no son necesariamente secuenciales y que no son para realizarse una detrás de otro, pues dependiendo de la idea o motivo serán mas o menos las fases.

Definir el desafío de innovación

¿Qué queremos hacer? ¿Por qué lo queremos hacer? ¿Para qué? Definir el desafío de innovación no es más que eso, identificar el problema o la necesidad que crea un desafío a ser resuelto. Por supuesto, tiene que estar plenamente identificado lo que vamos a hacer y no tener una idea de lo “pretendido”.

Por ejemplo,

La maquina de bombeo electrosumergible esta aumentando los costos de producción: ¿Cómo aumentar el runlife de bombeo electrosumergible al 6% para reducir costos operacionales?

Caracterizar el desafío de innovación

Cuando caracterizamos un desafío ponemos en marcha todos los mecanismos que vamos a usar para su solución.

Definimos entonces forma de compensación para internos y externos, criterios de evaluación de las ideas, personas claves para trabajar en el desafío, indicadores de medición, etc

Un ejemplo de esto se da cuando una compañía ofrece a la comunidad interna y externa a la compañía un reto de innovación, algo muy hecho por empresas como Unilever o Procter and gamble.

Lanzar el desafío: Vamos a innovar

Coloque este paso como algo aparte por su gran importancia. Bien podría estar inmerso en la caracterización, sin embargo… es importante para nuestro modelo que en la compañía se sepa que estamos trabajando para innovar y que todos son bienvenidos si desean aportar, esto crea cultura de innovación.

Generación de ideas de negocio

En este paso, el primero,… necesitamos crear los mecanismos para generar y capturar ideas de negocio.

La generación de ideas se fundamenta en todos los esfuerzos que hace la empresa por incentivar la creatividad en su personal.

Estos esfuerzos los podemos resumir en dos puntos:

El primero: ¡Hey tu colaborador! La empresa se encuentra interesada en tus ideas y quiere que seas participe. Lo primero es que por todos los medios posibles (correos, fondo de pantalla, pancartas, publicidad, eventos, etc) el personal sea consciente de que la empresa se encuentra escuchando ideas y que participe.

Siendo congruentes la empresa debería promover su generación con técnicas y metodologías creativas para innovar. ¿Qué tal un taller de creatividad e innovación? Hoy hay muchas técnicas que lo logran y de hecho es un boom en la actualidad, cada vez hay más: Design Thinking, SCAMPER, Lego Serious Play, Brain Storming, seis sombreros para pensar, etc. Para complementar: Cómo hacer un taller de creatividad e innovación

El segundo: Mecanismos para obtener las ideas: Las metodologías de innovación son uno de ellos. Pero no es suficiente. Los mecanismos deben estar a la mano. Buzones de creatividad, intranet, eventos, dinámicas, foros o comités de creatividad, etc.

Algo tan básico como esto, colgado en la intranet o enviado por correo electrónico es un gran inicio si lo que queremos es crear nuevos servicios o productos:

Formato idea de negocio
Formato de idea de negocio

¿Te puede ser útil? Descarga el formato de idea de negocio

Valoración de la idea

Una vez que hemos involucrado al personal, el siguiente paso es valorar las ideas. Para hacerlo, definimos criterios que nos permitan conocer qué tanto le apunta la idea a lo que realmente es importante para la empresa.

Al ser criterios que tocan la estrategia y futuro de la organización, deben ser definidos de forma detallada. Para eso requerimos de más personas, requerimos hacer reuniones objetivas con el personal estratégico. Si antes arrancamos lanzando un desafío de innovación, este paso debería obviarse, pues los criterios de evaluación ya se debieron haber definido en la caracterización del desafío.

¿Qué es lo que vamos a hacer en estas reuniones? Definir qué se evalúa y cómo se evalúa.

Definir el criterio de valoración de la idea de negocio

¿Qué es lo que vamos a valorar de las ideas? Pensemos en qué características son verdaderamente importantes.

Desarrollar creatividad ideas de negocio
Valorar las ideas: Vital para detectar aquellas que son viables.

Si por ejemplo la empresa ha decidido incursionar en nuevos mercados y diversificar sus servicios, ¿Esta idea se encuentra alineada a la estrategia?

O si la economía se encuentra en recesión y la empresa se encuentra ajustada frente al presupuesto, ¿Esta idea supera nuestro nivel de inversión?

O quizás la empresa presenta serias limitaciones tecnológicas, ¿Esta idea se puede desarrollar con nuestro actual nivel de tecnología?

Otros ejemplos de criterios de valoración de ideas son:

  • Se encuentra implementada en el mercado
  • La idea está alineada a la estrategia de la empresa
  • La idea involucra implicaciones legales
  • El nivel de innovación de la idea
  • Recursos para implementar la idea
  • Competidores en el mercado para la idea

Cómo calificar una idea de negocio

Bueno, esto va a variar según la caracterización del desafío de innovación, sin embargo vamos a dar un ejemplo de cómo calificar una idea de negocio. Una forma común de valoración es asignar pesos ponderados a cada criterio definido, donde la suma de todos los pesos debe ser de 100% (o uno). Si la idea es mayor a un porcentaje específico, se presenta como un próximo desarrollo. Si queda en otro rango, queda en una base de datos de futuros desarrollos o para futuras evaluaciones, y si definitivamente la idea no tiene nada que ver, es desechada.

Por tal motivo es recomendable que exista un comité de valoración de ideas conformado por expertos asociados al sector de la idea, pero también del área de innovación de la empresa, de mercadeo y proyectos, y de cualquier área pertinente para asegurar la total imparcialidad y adecuada calificación.

Un ejemplo de la valoración de una idea: Vender empanadas cuadradas de colores rellenas de camarones.

Valoración de idea de negocio
La valoración de una idea de negocio: Criterios, ponderación, calificación y puntaje.

Estudio de las ideas

Bien, ya filtradas las ideas, sabemos que las que quedaron son viables, “viables como ideas”. En esta fase desarrollamos todas las investigaciones a fondo necesarias. Por ejemplo si estamos creando un nuevo servicio, un estudio necesario sería una investigación de mercado para conocer qué tanta aceptación tiene nuestra idea ante potenciales clientes y público en general.

El diseño y desarrollo del prototipo

Evidentemente puede no ser una fase obligatoria, esto va a depender del tipo de innovación que se este desarrollando. Si nuestra idea es viable, nos aventuramos a diseñar y desarrollar el prototipo. ¿Y qué es un prototipo?

Vamonos a lengua griega y dividamos la palabra en dos componentes:

  • Proto – primero.
  • Tipos – Modelo

El prototipo nos permite hacer una simulación para probar su funcionamiento. Una primer prueba, un primer molde. El objetivo aquí es que el diseño y desarrollo nos tome menos recursos y tiempo que el objeto final, pero que igualmente nos permita conocer cuál sería su resultado.

Con esto conocemos de qué va lo que hemos estado haciendo y tenemos inputs para emprender acciones para perfeccionarlo e iniciar la comercialización. El diseño y desarrollo va a variar según el tipo de innovación: de proceso, producto o servicio.

Si hablamos de mejora de procesos y desarrollamos el prototipo de un accesorio a integrar en las maquinas de sellado que permita disminuir el consumo de energía en esa zona, la acción a tomar es, probarlo en una. Si hablamos de servicios, Innokabi nos muestra 6 ejemplos de cómo prototiparlos. Para un producto de funcionalidad básica que se puede simular con productos a nuestro alcance, las instrucciones de éste artículo en ehow son útiles. Ahora bien, si nuestro producto es más elaborado con funciones más específicas, requerimos métodos más detallados como impresión 3d o fabricación personalizada. Si estamos pensando es en comprar un software que según nuestros análisis, va a mejorar la velocidad de atención al cliente, pues hagamos una prueba de 10 días y veamos cómo impacta el servicio, eso también se consideraría prototipo al ser una “prueba”.

Estimación monetaria

Esta fase se desarrolla antes, después o a la par con el prototipado, según se conozca cuánto va a costar llevar a cabo el producto, servicio o la mejora en el proceso.

El objetivo es estimar cuánto esperamos ganar y gastar. Generalmente esta estimación se da en términos de los gastos en que se va incurrir para hacer la mejora en el proceso, producto o servicio, sin embargo también debería involucrar los costos y gastos que se tendrán durante la implementación posterior o comercialización, aunque estos solo sean una proyección y cambien a través del tiempo, debe de existir un punto de partida para evaluar la viabilidad financiera de lo que se hace. Recuerda, lo que no se mide, no se controla.

El resultado esperado de este análisis es el costo total del diseño y desarrollo y el tiempo en que se va a recuperar la inversión.

Lanzar innovación

Hemos recorrido un camino desde la definición del desafío, su caracterización, la recepción de ideas, conociendo la viabilidad de la idea, razón por la cual y suponiendo aceptación favorable, pudimos elaborar un prototipo y un análisis financiero que nos dijo cuando íbamos a recuperar la inversión.

Además de incluir todas las actividades de producción, la mejora de un proceso o el desarrollo de un producto/servicio conlleva una serie de actividades comunes en la mayoría de compañías:

  • Nuevo personal: ¿Debo contratar nuevas personas o me alcanza con el personal existente?
  • Matriz de riesgos: Un nuevo producto o servicio conlleva nuevos riesgos que deben ser identificados y gestionados, además si la compañía cuenta con sistemas de gestión, los riesgos se convierten en un requisito.
  • Caracterización del producto o servicio: Las actividades, cada cuanto se hacen, sus entradas, de quien recibe, salidas, a quien se entregan, qué recursos se necesitan. Una caracterización permite entender completamente que es lo que hace la compañía.
  • Negociaciones: Puede ser necesario negociar con proveedores o aliados claves para lograr el suministro de materiales claves para la innovación implementada.
  • Instalación: Todo aspecto relacionado a la instalación de lo hecho en la compañía. Aspectos como ajustar el software, crear cargos y proveedores, elaborar manuales, crear tarifas, modificar sitio web, capacitar al personal, etc.

Ha sido un post largo, son algo más de 3000 palabras, pero es lo mínimo para explicar este, un modelo de innovación cualquiera, pero muy completo y que da resultados, ¡por que los da!

Como mencioné anteriormente, los pasos no son para seguirlos uno detrás de otro, esto dependerá de la idea. Lo mostrado es solo un modelo con muchas posibles variantes y por supuesto, susceptible de ser mejorado.

Y tu, cómo logras innovar sobre tu entorno?


Derechos de imagen

La imagen destacada del post es de: Imagen cohete rocket: Freepik

Si esto te ha sido útil...

Únete a la comunidad. ¡Es gratis! Vas a comenzar a recibir en tu bandeja de correo recursos, herramientas y novedades exclusivas para miembros de Ingenio Empresa.

3 comentarios en “La gestión de la innovación empresarial a través de un modelo

Deja un comentario