Síndrome Boreout o qué hacer si estas aburrido en tu trabajo

El día de ayer acompañé a un amigo que es docente a una clase con sus estudiantes. El es el encargado de coordinar y monitorear las prácticas empresariales.

Los chicos fueron uno a uno contando sus experiencias y el impacto de su trabajo en las empresas, hasta que llego uno que mencionó lo siguiente:

No tengo nada que hacer en mi trabajo.

A continuación explicó la situación.

Lo más curioso del caso es que dos de los veinte chicos que estaban en el auditorio, se unieron a esta manifestación, con palabras como:

Me aburro mucho en la oficina porque termino muy rápido lo que tengo que hacer.

Te puede interesar: Sin metas no hay propósito. Entonces dale propósito a tu vida definiendo tus metas. Aprende cómo

Este fue el motivante para el post de hoy. Veamos un poco más de qué va esto de no tener nada que hacer en oficina o porqué nos podemos llegar a aburrir en el trabajo.

Qué es el síndrome de Boreout

¿Qué tan a menudo has simulado estar haciendo algo cuando tienes cerca a tu jefe? Bien, muchos hemos hecho esto en algún momento. Me incluyo.

¿Pero qué pasa cuando se unen el aburrimiento, la falta de reto y la carencia de interés en tu trabajo? El resultado lo describen Peter Werder y Philippe Rothlin como el síndrome de Boreout, que no es más que tener la base de la silla caliente por el empleado que se pasa la jornada laboral simulando que trabaja pero en realidad no se hace nada.

Dicho de otra forma, “presentismo laboral” y lo menciono no como la necesidad de estar presente trabajando (lo que sería el opuesto de ausentismo) si no como la necesidad de estar presente haciendo que se trabaja, mostrándose estresado, saliendo más tarde que el jefe, cambiando la pantalla del monitor si se acerca alguien, pero de resultados, poco o nada.

Esto no es muy distante de estar aburrido en el trabajo por no tener nada que hacer. Puede ser comienzo y el caso es serio toda vez que a través del tiempo puede generar alteraciones psicológicas en la persona.

¿Lo padeces?

Ahora pongamos la lupa no desde el trabajador sino desde la empresa, ¿qué puede ocasionar que un trabajador caiga en ese estado?

  • Repetitividad de actividades
  • Baja exigencia laboral
  • Inestabilidad laboral
  • Pérdida vocacional
  • Sobrecalificación del trabajador sobre sus actividades
  • Responsabilidades del trabajador
  • Otros más.

Evaluate, ¿por qué estoy aburrido en mi trabajo?

Este presentismo laboral debe ser detectado y el llamado para hacerlo es el mismo empleado. Si has llegado hasta acá ya deberías saber si lo padeces, pero ante la duda:

  • ¿Sientes interés por tu trabajo?
  • ¿Tu trabajo aporta a la organización?
  • ¿Cambias la pantalla del monitor cuando tienes cerca a otras personas?
  • ¿El cargo en el que estas te exige el 100%?
  • ¿Cuánto tiempo de la jornada laboral lo dedicas a otras cosas?
  • ¿Te sientes reflejado con la empresa?
  • ¿Cómo sientes que te trata la empresa?

Perfecto, ahora responde las dos últimas…

  • ¿No tienes nada que hacer en el trabajo?, es decir ¿te sientes aburrido en tu oficina?
  • Ah entonces, ¿Quieres que se te asignen nuevas actividades y más responsabilidades?
 Y es que es común que quien no tiene nada que hacer en su trabajo o está aburrido en su puesto, critique su estado pero no haga nada por salir de él y en cambio rechace la idea de tener más trabajo. 

Esto a la larga supone una disminución en nuestra confianza y potencial.

Qué hacer si estas aburrido en tu trabajo

En ese momento cuando varios chicos de la clase coincidieron en que estaban siendo inutilizados en su empleo, la solución del tema se orientó al agendamiento de una charla con los jefes.

Acto seguido, uno de los becarios saltó de su silla disgustado, pues ya estaba en la etapa final de su pasantía y solo hasta ese momento se había decidido a decir lo que había sido su practica empresarial. Es natural, pensaba que le podía afectar su nota final por su falta de productividad.

Así pues, es necesario seas honesto y decidido, porque la solución no es más que salir de una zona de confort que no te aporta nada.

Hazte responsable

Antes que nada, es importante que definas… ¿cómo puede ser mejor? Ningún problema se puede resolver si no tenemos un diagnóstico de la situación (el paso anterior) y alternativas de solución.

La respuesta a esta pregunta implica que te hagas responsable de tu situación, así:

  • ¿Cuánto tiempo real dedicas al trabajo?
  • ¿Qué de lo que haces tus otros compañeros tu podrías asumir?
  • ¿Qué de lo que hacen tus otros compañeros te gustaría asumir?
  • ¿Cómo crees que puedes aportar a la empresa más allá de tu cargo?
  • ¿Tu aburrimiento se relaciona a lo que haces y/o a la empresa?
  • ¿Existe otro cargo que puedas asumir?
  • ¿Existe un proyecto en el que creas puedes trabajar? ¿Cómo aportarías a ese proyecto?

Lo que buscamos con estos interrogantes es que no seas simplemente una víctima de la situación, si no que tomes cartas en el asunto para ahora ir hacia la solución (paso siguiente).

No tiene mucho sentido ir donde tu jefe y decirle “estoy aburrido y mire qué hace conmigo”. Es mejor que llegues con una propuesta que parta de tu situación inicial.

Tampoco tiene mucho sentido que eches la culpa a la empresa de tu aburrimiento cuando nunca quisiste ser psicólogo. Es mejor que replantees tu vocación.

Pasa a la acción

Para esto considera una o más opciones:

Habla con tu jefe: Si tienes una buena relación con tu líder, cuéntale tu caso con toda honestidad. Explica las razones que te han llevado a este estado. Busca hacerlo no desde una actitud de víctima sino de propuesta, propuesta que le aporte valor a la empresa.

De ahí la importancia del paso anterior.

Vale más que en vez de

estoy aburrido porque termino muy rápido mi trabajo, me sobra mucho tiempo libre y lo único que hago es decirle a los demás como pueden hacer su trabajo más rápido en Excel”

le digas

He notado que hay varios compañeros que tienen problemas en el manejo de Excel. Fíjate que recientemente he sacado tiempo libre para apoyarlos, lo que me hace pensar que existe una oportunidad de mejora si me enfoco en fortalecer el manejo de Excel en mis compañeros, de seguro logramos un aumento en su productividad mantenido en el tiempo

Busca una reubicación: Otro cargo, nuevas responsabilidades. Piensa en cuál sería tu puesto ideal con base en tus intereses y competencias.

Una buena idea para comenzar a tantear esta opción es que asumas carga de tus compañeros. De la misma forma como planeaste hablar con tu jefe, puedes planteárselo a un compañero. Gana él y ganas tu, pues aumentarás tu conocimiento en torno a los temas que él maneja y se hace más viable un cambio de cargo cuando llegue el momento de solicitarlo.

Busca otro lugar: Si el problema está en el sitio de trabajo, pues busca otro lugar. De nuevo considera tus intereses y competencias, pero también el sector de la empresa.

Recuerda: El dinero y la estabilidad es importante, pero tu felicidad también lo es.

Tu propio proyecto: El objetivo principal es salir del estado en el que estas. Si estas perdiendo tiempo en tu trabajo, crea el tuyo propio. Al menos usa parte del tiempo que pierdes navegando en redes sociales, en elaborar tu plan de negocio y luego, ¡da el paso!

Recuerda: Todo emprendimiento toma tiempo. Los mejores emprendimientos implican hacer un gran esfuerzo sin recibir nada a cambio por largo tiempo. Por eso, en esta opción por supuesto debes considerar tu parte económica y de quienes dependen de ti.

Por último, “Estoy aburrido en mi empleo” y “No tengo nada qué hacer en la oficina” no son opciones. Recuerda que no son pocas las horas que nos pasamos trabajando en nuestra vida, ¿cómo quieres que sean?


Para complementar, te recomiendo esta dos publicaciones:

Mi trabajo me aburre: De Zumo de Empleo. Da una visión muy clara de porqué eres tu el único responsable de estar o no aburrido en tu trabajo y cómo afrontarlo, dando buenas directrices para plantearle a tu jefe alternativas de solución.

Me aburro en mi trabajo: Una publicación del diario El País de España. Profundiza en la explicación del síndrome de Boreout y cómo se afronta.

Fuente de imagen: La imagen destacada del post fue descargada de Freepik

Si esto te ha sido útil...
Únete a la comunidad. ¡Es gratis! Vas a recibir en tu correo recursos, herramientas y novedades exclusivas para miembros de Ingenio Empresa.

Responsable de tus datos: Diego Betancourt Finalidad: Envío de publicaciones y productos creados por Ingenio Empresa. Legitimación: Tu consentimiento otorgado en este formulario. Destinatario: MailRelay (ubicados en España). Es mi herramienta de email marketing. Derechos: Puedes darte de baja cuando desees y ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición.

15 comentarios en “Síndrome Boreout o qué hacer si estas aburrido en tu trabajo

  1. Hola, me gusto mucho el artículo, pero tengo una duda.
    Soy de esas personas que llego temprano al lugar de trabajo, hago todo temprano y al momento de comenzar la jornada, ya tengo todo listo. Además he tocado el tema con mi jefe directo y nada, es más, se molesta demasiado (con menosprecios a mí persona con especial énfasis en los conocimientos que he adquirido a lo largo de los años y no por estudios formales); y en realidad me gusta el lugar en donde estoy el problema es mi jefe. ¿Qué hacer?

    Saludos cordiales,
    Guillermo Antonio

    • Hola Guillermo. Hay varias cosas… ¿te gusta el lugar donde estas por causas que van más allá de tu trabajo? Por ejemplo el ambiente, el pago, los compañeros, etc. Te lo pregunto porque si bien son cosas importantes, en el momento en el que tu trabajo ya no representa un reto/aprendizaje, esto no debe ser priorizado.
      Lo ideal como dices, sería buscar ambas cosas y supongo que por eso conversaste con tu jefe, pero ante su negativa, ¿qué más queda? Es continuar en la empresa con un trabajo que no te aporta o buscar nuevos horizontes. No sé, si como jefe me dices que tu terminas tus actividades a tempranas horas del día y no te respondo nada, dejo mucho que desear como jefe.
      Pero bueno, lo que te digo involucra salir de tu estado de confort, ¿has considerado hablar con otro mando de la organización?, ¿qué tal si vas más allá y haces propuestas de proyectos o solicitas se te asigne la carga laboral de otras actividades?

      Me cuentas.

  2. Tu trabajo es este blog, por lo que es lógico que te dediques a dar consejos que, de verdad, son perogrulladas y no sirven de nada, aparte de marear la perdiz y llenarlo de palabras vacías. ¿Hablarlo con tu jefe? Debes de estar alucinando.
    Si te aburres en el trabajo, déjalo. Si no te crees capaz de dejarlo, jódete, resígnate como perdedor que eres y asume tu papel de borrego.
    Así de sencillo, sin tanta palabrería de charlatán.

    • Juan, en mi opinión todo depende del tipo de jefe (o líder) que se tiene. No solo este blog es mi trabajo, también me desempeño en una empresa y lo he hecho en otras… y puedo recordar aquellos jefes con los que hablar del tema hubiese sido una estupidez, pero también otros que hubiesen buscado soluciones ante un problema como el que menciona en el post.

      Y tu como jefe, ¿cómo reaccionarías si un colaborador de tu equipo de trabajo se sincera y te dice que está aburrido en su cargo y se siente poco exigido? Puedes buscar soluciones como líder que eres, o bien decirle jódete, resígnate y asume tu papel de borrego.

    • Pensé exactamente lo mismo que tu. No digo que no haya sido util el blog, no en su totalidad pero algo tiene de bueno.
      Creí que diria algo de “ponte a limpiar” “crea cosas” “ayuda a tus compañeros”

  3. No me gustaría pero ni por error, tener un jefe como tú, seguramente me contestarías eso: “jódete, resígnate como perdedor que eres y asume tu papel de borrego”, qué respuestas son esas!!! No me quiero imaginar cómo eres en tu trabajo, pero empático para nada!

  4. Hola
    Me gustaría contar mi caso
    Llevo 8 meses en una empresa y desde que entre tengo este síndrome, sin embargo no me he querido salirme por qué es de mis primeros empleos y no tengo mucha trayectoria pero esto ha ido empeorando y no aguanto más
    He hablado con mi jefe y solo me da el avión, hablé con el gerente, he pedido más trabajo, sin embargo se me ha dado muy poco.
    Ahora, como apenas me gradúe de la universidad, mi familia me regalo un viaje, que es en octubre de 11 días y esto me impide buscar algo más. Pero qué puedo hacer? Seguir así y teniendo un desgaste mental más meses ?

    • Hola Brenda.

      Te acabas de graduar de la universidad, por lo que adquirir experiencia es vital. Si te entiendo bien, ¿el viaje te impide buscar trabajo? ¿Por qué? A menos que sea un viaje de tiempo largo y con un objetivo profesional (como estudiar inglés) creo que lo descartaría. Vamos, que estamos hablando de tu estabilidad emocional en tu trabajo.

      En todo caso, un viaje pendiente no es un impedimento para que otra empresa te contrate. No tiene nada de malo que dejes claro en un proceso de contratación que tienes un viaje pendiente. Se puede hacer un acuerdo con la empresa.

      Recuerda que puedes empezar a buscar un trabajo que te acepte con la experiencia que tienes. Cuando mencionó esto tu respuesta puede ser, es que no tengo tanto experiencia… ¿pero y por eso vas a dejar de buscar? ¿si no te lo planteas? Hay muchas empresas buscando personas con poca experiencia.

      Por último, si ves que tienes mucho tiempo libre y te sientes inutilizada, habla con otro jefe o ayuda a tus compañeros con su trabajo. Lo mejor de ayudar a otros en su trabajo es que aprendes de lo que ellos hacen.

      No dejes de contarme cómo te va Brenda.

      Un saludo.

  5. En mi opinión, estoy convencida de que la jornada laboral no debería nunca pasar de las seis horas. Me parece absolutamente inhumano que una persona trabaje de sol a sol, (por cierto por unos sueldos que no llegan a los 1000 euros y no puedes garantizarte las cosas básicas de la vida como una vivienda digna) no tiene tiempo de hacer nada más en la vida más que dedicarlo a una empresa. Hay varias horas de la jornada laboral en las que no se hace nada, me parece absurdo que que los horarios sean tan largos cuando se podria concentrar perfectamente todo el trabajo a realizar en 6 horas y luego a dedicarte a tu vida, que todos deberíamos tener derecho a una vida sin ver bulnerados nuestros derechos básicos. Lo que se consigue con esta jornada laboral de 8, 9, 10 , 12 y hasta 14 horas (contando las horas que tienes que estar alli en el descanso de la comida y las horas que dedicas a ir y volver del trabajo) son trabajadores con una profunda desmotivación, agotamiento físico y mental, apatía a la hora de desempeñar las funciones del trabajo y sin lugar a dudas una productividad baja y de poca calidad. Nada más y nada menos.

    • Hola María.

      Es interesante lo que mencionas, tengo varias cosas para comentarte:

      – Sobre hacer todo en 6 horas, depende. Hay cargos que sí, hay otros que no, sobre todo aquellos que exigen presencia del empleado. Por ejemplo un vendedor o un cajero de banco. Su productividad está en función del tiempo que esté allí. Pero de acuerdo contigo, definitivamente hay muchas personas que pueden hacer su trabajo en mucho menos tiempo.
      Trasladémonos al colegio, cuando te decían que quien termine la tarea, y si queda bien hecha, puede salir antes de clase. ¿Qué tal si le digo a mis empleados que en función de los resultados que generemos, podemos trabajar no 8, si no 6 horas?

      – Derivado de la pregunta anterior, surgen los casos de empresas que con una jornada menor de 8 horas, han logrado aumentar su productividad. ¿Esto por qué pasa? ¿Cuántos empresarios se han arriesgado a hacer el ensayo? Estoy seguro de que el aumento de la productividad no se va a dar en todos los casos, pues aquí entran factores asociados al país, a la actividad de la empresa y a la persona misma, pero nuevamente como empresario, vale la pena intentarlo.

      – De acuerdo, se nos va la vida en un empleo, muchas veces estancados, sin retarnos, sin avanzar, sin propósito. En algún momento le escuche a un coach financiero, su nombre es Juan Diego Gómez, mencionar que “la pobreza es la suma de horas mal utilizadas”. Muchos debemos partir de un empleo, es cierto. Pero la estabilidad de un empleo no debe ser un motivo para no hacer nada en nuestro tiempo libre. El tiempo libre, para quien se siente estancado en su trabajo y responde económicamente, debe ser su bien más preciado, pues es su vía de escape ante la situación inconforme que atraviesa. Dicho esto, utilicemos bien nuestro tiempo.

      Un saludo Maria!

  6. Me gusto este post, pero quiero contar mi historia, ami me pasa igual llevo 4 meses en mi trabajo y solo he trabajado 1 sola vez,es muy frustante llegar temprano con todas las energia y positivismo a llegar a estarse sentando todo el dia en mirando una pantalla , la verdad eso me desmotova demaciado, ya hable con mi jefe y nada, no se que pueda pasar alli, me siento inutil y me estan pagando, pero de verdad no recibo mi sueldo con alegria ya que me estan pagando por estar sentado haciendo nada, no podria renuciar ya que soy nuevo en el mundo del empleo es mi primer empleo, necesito consejos, tambien solo quieria desahogarme gracias.

    • Hola Matia.

      ¿De qué forma puedes ayudar en tu entorno? Te hago esta pregunta para que asumas la responsabilidad de hacer algo y no la coloques sobre la empresa. Si tienes tiempo libre, busca asumir la carga laboral de tus compañeros. Si tu jefe no te escuchó, conversa con tus compañeros. Quizá haya actividades que puedes desempeñar y más si tenemos en cuenta que es tu primer empleo y que te beneficiará aprender a hacer cosas más allá de las funciones en tu cargo.

      Sé propositivo. Esto te ayudará a desempeñar labores más allá de tu cargo. ¿Cómo crees que puede ser mejor? ¿Existe algún proyecto donde crees poder aportar? ¿Has evidenciado algún problema donde crees que puedes aportar?

      En caso de que el problema sea el cargo que desempeñas, porque no es tu vocación, ¿qué cargo te gustaría desempeñar en la empresa?

      Lo que te digo es que antes de hundirte en el aburrimiento, pienses cómo desde tu situación, con lo que eres y lo que sabes, es posible cambiar. Esto por si solo te dará un insumo para tomar una decisión: 1) hablar con tu jefe con una propuesta en mente, 2) absorber cargar laboral de tus compañeros o apoyo en diferentes áreas, y 3) si no es ninguna de las anteriores, plantearte la opción de buscar un buen trabajo en otro lado.

      Saludos, me cuentas!

  7. Yo tengo el mismo problema es que acabo de empezar y tengo 2 dias y la verdad no tengo nada nada que hacer en todo el día y solo una hora es productiva, ya hable con la que esta a cargo de mi hoy lo hice pero seguimos en lo mismo voy a ver que pasa y a continuación tomaré una decisión

  8. Hola, yo he sufrido esto durante mis 2 años de experiencia laboral.
    Hace 2 años egresé de la universidad, me contrataron en una empresa en la cual en el área solo eramos el gerente y yo, tenia pocas actividades, por la mañana terminaba todas mis tareas y las tardes siempre eran libres. Al pasar el año y medio empece a buscar otras opciones ya que tampoco el sueldo era bueno, inicie entrevistas en otra empresa pero ahora con un rango laboral mas alto, quedé contratada y actualmente tengo 6 meses. Esta no fue la mejor decisión, ya que aquí ni si quiera tengo actividades asignadas y mi jefe siempre quiere hacer todo el trabajo que llega, ya lo hable con el en 2 ocasiones y solo le da vueltas al asunto ya que el esta en las mismas. Quisiera salirme de trabajar de aquí ya que siento que no aprendo nada y solo pierdo el tiempo, pero no puedo renunciar. Ya que mi estabilidad económica apenas se esta acomodando, recientemente inicie una maestría, tengo poca experiencia y según dicen no es bien visto que dures tan poco tiempo en un trabajo.

    • Hola Fernanda.

      Sobre el problema que tienes, te sugiero le des otra leída al post, pues hablar con el jefe no es lo único que podemos elegir hacer.

      Sobre lo de cambiar constantemente de trabajo, es relativo. Más que eso, al seleccionador le importa más la razón por la que cambiaste de trabajo. Si es una razón valedera en cada caso, puede dejarlo pasar. Además, teniendo en cuenta que te graduaste hace dos años y en ese tiempo llevas dos trabajos, no es tanto, sabes. Te sorprenderías con las hojas de vida que he visto de personas que no duran ni 4 meses en sus trabajos.

      Creo que más importante que eso es el tema de la maestría. Creo que una maestría nos aporta según tanta experiencia laboral haya en nosotros como en nuestros compañeros de maestría. Una maestría puede ser más enriquecedera en función del alumnado. No comparto la visión de algunos profesionales, que justo al terminar la carrera no dejan pasar 6 meses para cursar una maestría. ¿Qué tanto le aportan a la maestría con solo 6 meses de graduados? En fin, me desvié.

      En fin, no te preocupes tanto por lo de los cambios de trabajo. Dale una nueva lectura al post y trata de salir de esta situación.

      Me cuentas, saludos.

Deja un comentario

Responsable de tus datos: Diego Betancourt. Finalidad: Moderación de los comentarios por el tiempo que dure este post publicado o hasta que decidas borrar tu comentario. Legitimación: Tu consentimiento otorgado en este formulario. Destinatario: Wordpress.Derechos: Tienes derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos. Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.