Conoce los pasos para desarrollar un taller de creatividad e innovación

La visión a futuro (o actual) coloca la creatividad como una competencia destacada y diferenciadora para obtener oportunidades, pero… ¿la podemos desarrollar?

La respuesta es sí.

Y de seguro eso ya lo sabes. Además, el desarrollo de la creatividad no es el objetivo de este artículo, no el día de hoy.

Hoy en Ingenio empresa tenemos como objetivo explicarte cómo desarrollar un taller de creatividad e innovación. De hecho este artículo será un paso a paso en la estructura y secuencia en una dinámica de creatividad para innovar, más no explicaré a fondo los métodos y técnicas creativas para generar ideas porque sencillamente, no los conozco a ese nivel.

¿Y por qué un taller? Un taller de este tipo es un mecanismo que logra promover el pensamiento creativo en tu equipo para crear y convivir sobre una cultura de innovación que derive en la generación de ideas valiosas para el entorno: Casa, academia, trabajo, país, etc.

Y es que en ocasiones las mejores ideas y el mejor resultado se conquistan con dinámicas en grupo. ¿Nunca te ha pasado que te encuentras trabajando en grupo y te has sentido inmerso en una atmósfera en la que todos aportan de manera participativa construyendo uno sobre otro – sobre otro, el aporte al resultado final? A mí si.

Esa es la finalidad perseguida en una dinámica de creatividad e innovación. Iniciamos.

Antes de iniciar El Taller

Lo más recomendable es que la logística y transición de un taller de pensamiento creativo se centre en dos personas:

  • El dinamizador que será quien facilita, coordina y promueve todas las actividades. Debe ser una persona extrovertida, con dominio del público y por supuesto con experiencia en la aplicación de técnicas y métodos de creatividad e innovación.
  • El anotador que será el encargado de,… ¡Sí! Anotar todos los hitos e ideas de la reunión. Debe ser atento y consciente de los momentos que atravesará el taller. Esto permitirá hacer retroalimentación para lograr mejores talleres a futuro.

Cuando se realizan este tipo de talleres que involucran actividades de creatividad, el número de personas debería estar entre 6 y 10. Si es más, se torna difícil controlar un grupo, y cuando es menos, el resultado no suele ser significativo.

El resultado de la dinámica creativa suele ser mejor cuando se tiene un objetivo definido. El objetivo puede ser enfocado a la resolución de un problema específico como disminuir el número de desperdicios en el área de corte. También puede estar dirigido al mejoramiento de un proceso o a la obtención de ideas sobre un asunto específico, por ejemplo un taller cuyo objetivo es obtener ideas para diseñar un nuevo producto.

Antes puede existir la invitación al taller, que puede realizarse por ejemplo por correo electrónico, conteniendo un mensaje que invite a crear ideas. Sugiero coloques alguna de las frases innovadoras que abundan, menciones el día, la hora, el lugar y el objetivo del taller.

La mejor ubicación de los invitados al taller es en forma circular. Esta formación provoca la participación de todos y su integración a la dinámica.

Cada fase debería tener un tiempo definido. Mejor si duración total es menor a una hora y media, pues un tiempo excesivo distorsiona la atención e integración de los participantes, haciendo que el resultado no sea el mejor, cosa que no queremos.

Durante el taller: Desarrollando la creatividad para innovar

Inició el taller. El dinamizador se presenta y menciona su nombre, sus hobbies y el objetivo del taller para que todos lo tengan claro. Luego indicará las normas que será las que él o el organizador consideren, pero como norma general debe estar la aceptación de todas las ideas por locas que parezcan. Debe estar prohibido criticar cualquier idea o cualquier gesto que las desapruebe. Esto es un taller de creatividad e innovación, las ideas son espontaneas y cada participante deber respetar las ideas de los demás así como las de él mismo.

Desarrollar creatividad ideas de negocio
Todas las ideas deben ser aceptadas. No hay idea mala.

Una vez todos se han presentado, iniciamos con una dinámica de calentamiento.

¿Cómo calentar la mente? Dinámica de alistamiento

Con dinámica de calentamiento me refiero a cualquier ejercicio que rete la mente. Siempre debería estar presente en un taller de creatividad e innovaciónYo te propongo dos, uno de pensamiento ágil y otro de lógica

  • Mencionar entre todos los participantes del grupo, 20 animales sin la letra A. Cada participante tendrá hasta 20 segundos para mencionar el animal, una vez hecho, el participante a su derecha deberá continuará con la secuencia y así sucesivamente hasta que se cuenten 20 animales o hasta que transcurran 10 minutos.
  • La siguiente figura muestra cómo construir cuatro triángulos con 9 palillos. ¿Cómo haces para construir 4 triángulos del mismo tamaño con 6 palillos?
Ejercicio-cerillos-innovación
Ejercicio de cerillos para calentar la mente

Retos hay muchos. Desde los más básicos como éste que explica cómo unir 9 puntos con 4 lineas o los que van más allá de lo previsto, como estos ejercicios de pensamiento lateral.

El tiempo de esta actividad no debería ser superior a 15 minutos. Recuerda, estamos calentando el cerebro.

Brainstorming o lluvia de ideas y brainwriting

Soy partidario de la lluvia de ideas como técnica a usar inicialmente en la generación de ideas. ¿Por qué? Ideas obvias.

El brainstorming o tormenta de ideas hecha antes que cualquier otra técnica permite que se verbalicen todas las ideas obvias resultado de lo pensado por el participante antes de la reunión o de la mención del objetivo del taller.

Para el desarrollo de la lluvia de ideas, se debe de establecer el número de ideas a obtener, mencionar una vez más el objetivo y comenzar con la producción de ideas. En neuronilla dan una explicación mucho más detallada de la técnica de lluvia de ideas.

Como una variante a esta fase, me gusta mucho el brainwriting. Para hacerlo necesitamos papel, lápiz y una base donde cada participante pueda apoyar. A la señal del dinamizador y con formación circular entre participantes, cada uno contara con dos minutos para anotar las ideas que se le ocurran. Una vez finalizados y a la indicación del dinamizador, cada participante le pasara su hoja con ideas escritas a la persona que se encuentra a la derecha. Cuando un participante recibe la hoja del compañero de su izquierda, lee en voz baja las ideas escritas, y escribe todas las ideas que se le ocurran, sin importar si son complementarias a las leídas o escritas anteriormente o si son totalmente nuevas. Cada ronda que pase tendrá 30 segundos de más para escribir las ideas siguientes. Una vez cada participante recibe su hoja original, procederá a leer en voz alta las ideas y se señalaran las que más se destaquen en el grupo para ser tenidas en cuenta.

Sugiero que el tiempo de esta fase esté entre 20 y 25 minutos.

Take a break o tómate un descanso

¿Y para qué tomarse un descanso? Lo hacemos para que los participantes salgan por un momento de su entorno. La premisa aquí es que el inconsciente trabaje mientras se toma un respiro. Lo mejor es que los participantes se retiren por un momento del salón y vayan a otro sitio y que puedan conversar entre ellos. O mejor aún, ¿qué tal un refrigerio?

El tiempo del break debería tener entre 10 y 15 minutos.

Técnicas y métodos de innovación

Hemos llegado a la fase donde por medio de técnicas y métodos de innovación, promovemos la creación de ideas. El tiempo de esta fase debería estar entre 40 y 60 minutos, dependiendo lo qué recurso usemos.

Métodos para crear ideas de negocio

Algunas de ellas contemplan la construcción de prototipos o la evaluación de las ideas obtenidas, lo que se puede realizar en una ocasión diferente al taller debido al tiempo que puede requerir y a que lo que se busca es promover la creación de ideas de negocio. Además, el paso siguiente a las técnicas de innovación es el filtrado, en donde se seleccionan las mejores ideas para ser evaluadas con base en criterios de la compañía, entidad o grupo.

¿Y qué técnicas creativas para innovación hay? Muchas. Hoy solo hablaremos de cuatro.

Actualmente está en auge otras técnicas como Lego Serious Play que están siendo muy aplicadas por universidades y organizaciones, sin embargo, la elección de la técnica a usar queda a elección del organizador. Todo se basa en la experiencia y conocimiento del dinamizador sobre la técnica de creatividad.

En neuronilla tienes una gran cantidad de técnicas de creatividad para innovar.

6 sombreros de pensamiento

Clásico. Técnica de Edward de Bono creada para analizar y solucionar problemas pero… con diferentes perspectivas.

Cada sombrero representa un tipo de pensamiento y una vez que es entregado al participante, él dirige la atención de forma consiente hacia el tipo de sombrero que tiene puesto, junto a los demás, que también estarán pensando desde la perspectiva del sombrero en posición. El tiempo de aplicación por sombrero suele ser de entre 3 y 5 minutos por participante (a excepción del rojo), aunque esto está en función del tema a tratar.

Así que, no te olvides de llevar muchos sombreros de los colores que ya te voy a mencionar, al taller de innovación y creatividad.

Sombrero blanco: Son los datos a disposición. Sombrero de pensamiento neutral, no hay interpretaciones ni opiniones. Cero subjetividades. En él recaen preguntas como: ¿Qué información se tiene en este momento? ¿Qué información hace falta? ¿Nos gustaría que hubiera alguna info especial? ¿Cómo se puede obtener?

Sombrero Amarillo: Con él somos positivos. Hasta podemos sonreír y alzar los brazos, somos optimistas y echaos pa lante. Desde esta perspectiva, pensamos en por qué algo va a funcionar y qué tenemos a nuestro favor. Aborda aspectos lógicos, práctico, visionales, de sueños y esperanza.

Sombrero negro: El opuesto al sombrero amarillo. Pensamiento de juicio y reserva. Con este sombrero la perspectiva es cautela y sensatez. ¿Por qué no funcionaría? ¿Qué tenemos en nuestra contra? ¿Qué tenemos que perder? Aborda todo lo negativo y malo de la idea o tema en cuestión.

Sombrero rojo: Aborda el tema (con tema me refiero a las ideas, al problema o al objetivo del taller) desde la intuición, los sentimientos y las emociones. Sombrero de pensamiento liberador, pues nos permite decir cómo nos sentimos con relación al tema. Con este sombrero exponemos el problema sin tener que brindar justificaciones, de tal forma que ante los comentarios del participante, no se debe pedir explicaciones a su comentario. Ni siquiera el participante mismo debe de cuestionarse. Se trata de dejar que salga todo lo que tiene que salir. Su uso se suele limitar a 30 segundos por participante buscando que las reacciones con este sean instintivas y verdaderas.

Sombrero verde: Es el sombrero de la creatividad. Permite la utilización de otras técnicas que contribuyan a la generación de ideas o aumento de creatividad. Lluvia de ideas, Scamper, brainwriting, ideas por analogías, etc.

Sombrero azul: Control y gestión del proceso de pensamiento. Suele ser el sombrero permanente del dinamizador o moderador. Aborda el resumen de todo lo mencionado durante y al final y ahonda en las conclusiones. Con este sombrero emergen aspectos que quedaron olvidados o no fueron mencionados en su momento. Generalmente lo usamos al comienzo y fin del taller de creatividad e innovación.

Ideas por Analogías

El método de ideas por analogías nos da nuevas perspectivas para la observación de una circunstancia o problema, donde al compararlo con algo que en instancia inicial tiene poco en común,… lo posicionamos en un contexto diferente para detectar semejanzas de las que extraemos ideas diferentes.

Para iniciar, pensamos cuál será la fuente de analogías. En la medida en que más extraña sea la analogía, más distancia entre la fuente del problema y el problema encontraremos, lo que traerá ideas más inusuales. Para seleccionar una fuente de analogías, tengamos en cuenta:

  • Similitud: Deben tener características en común. Por ejemplo una empresa con una colonia de hormigas, donde existen funciones, jerarquías, cargos.
  • Estructura: Cada elemento del problema debería tener un correspondiente en la fuente de la analogía.
  • Propósito: La analogía a ser creada debe tener correspondencia con el objetivo del grupo; ya sea para resolver un problema específico, proceso o circunstancia.
  • Elegir la propiedad: Se elige la propiedad o aspecto de la fuente de analogías que se encuentra relacionado con el problema, proceso o circunstancia.

Hecho esto, nos aventuramos a determinar relaciones: Se encuentran las similitudes, relaciones y aspectos parecidos entre la fuente y el problema. Es necesario seamos flexibles en este paso, permitiendo la exploración libre de todas las conexiones para promover la creación de ideas.

Otra aplicación bastante interesante de este método la encuentras en un artículo hecho por Neuronilla.

Metodología Design Thinking o pensamiento de diseño

Design Thinking es una metodología centrada en el proceso de diseño que parte desde la concepción de ideas basadas en la necesidad o problema del cliente y nos lleva hasta su prototipado y evaluación. Su origen tiene raíz en los diseñadores de producto, de ahí el concepto de crear con base en la forma como ellos piensan.

El proceso de pensamiento de diseño consta de 5 fases, no necesariamente lineales, lo que quiere decir que puedes iniciar unas etapas más adelante, atrasarte otras o saltarte alguna.

  1. Observación y definición de usuario objetivo: Nos acercamos al usuario o cliente al que se pretende resolver necesidad o problema. Cómo piensa, cómo siente, qué dice, qué hace, son el tipo de preguntas a hacernos en esta fase. Lo que buscamos es conocer al futuro cliente para plasmar un vínculo de empatía. ¿Cómo lo hago? Te recomiendo este artículo “mapa de empatía” que lo explica de forma clara.
  2. Basado en el procesamiento de la información del primer paso, se determina el punto de vista del sitio sobre el cliente o usuario, su problema y contexto. En otras palabras, en este punto evaluamos cómo estamos nosotros ante las necesidades y problemas del usuario o cliente. ¿Realmente las satisface? ¿Está en posición de satisfacerlas? ¿Ya están satisfechas? ¿Ya hay otros en el mercado que responden? Una técnica muy útil para esta fase suele ser SCAMPER.
  3. Idear soluciones: Conociendo al cliente real con un problema determinado, proponemos una solución. Ideal si se tiene un equipo multidisciplinario con diferentes enfoques de pensamiento para tener ideas de distinta índole e integrarlas en una idea final.
  4. Prototipar: Se construye el producto mínimo viable (PMV), que contiene las mínimas funcionalidades para que el servicio sea lanzado. Dicho de otra forma, en este punto elaboramos la idea básica y genérica del servicio, lo cual permite que el cliente base tenga un acercamiento más verídico al servicio final.
  5. Evaluar: En esta etapa se solicita al cliente que brinde retroalimentación sobre el prototipo del paso anterior, permitiendo que basado en su experiencia, expectativas, gustos y pretensiones, se mejore el PMV. Piensa en un cliente piloto que acepte ser parte de un servicio o producto gratis o con tarifa disminuida. Busca el ganar – ganar

Método SCAMPER

Con SCAMPER aplicamos una serie de cuestionamientos desde diferentes acciones direccionando nuestra capacidad creativa para generar ideas. Las acciones desde las que formularemos los cuestionamientos son: Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Poner en otros usos, Eliminar y Reacomodar.

El método como tal, parte la de premisa de definir el problema. Cosa que ya tenemos hecha desde el inicio del taller de creatividad e innovación.

Con el objetivo definido, iniciamos las preguntas. Las respuestas a estas las hacemos de forma inmediata:

  • Sustituir: Se sustituyen cosas, lugares, personas, procedimientos, ideas, etc. Esto se realiza con base en el problema identificado.
  • Combinar: Se combinan temas, conceptos, ideas, emociones.
  • Modificar: Agregar algo a una idea, producto o servicio.
  • Poner en otro uso: Busca la extracción de posibilidades ocultas de las cosas.
  • Eliminar: Remueve elementos, partes y conceptos del problema.

En mprende se detalla mucho mejor cómo aplicar el método scamper para la generación de ideas y solución de problemas, pero como un ejemplo es más ilustrativo, mprende también hace una interesante aplicación del método para el caso de un bar con cocina.

Filtrando las ideas

Finalizamos la técnica y ya tenemos las ideas. Debemos seleccionar las mejores a criterio del grupo. El dinamizador comenzará a leer las ideas que surgieron de la técnica empleada y el grupo votará por ellas. El resultado de esta fase serán las ideas a implementar.

Valorar idea de negocio

Este sería el fin del taller de creatividad e innovación.

Un paso adicional y opcional es la valoración de las ideas obtenidas mediante unos criterios definidos, por ejemplo cuando nos encontramos en el entorno empresarial y necesitamos convencer a la gerencia de que invierta en nuestras nuevas ideas, razón por la cual sería importante plantearnos un modelo de innovación.

Te puede interesar: Desarrolla un modelo de innovación

Y tú, ¿cómo fomentas la creatividad en tus grupos de trabajo?

Si esto te ha sido útil...

Únete a la comunidad. ¡Es gratis! Vas a comenzar a recibir en tu bandeja de correo recursos, herramientas y novedades exclusivas para miembros de Ingenio Empresa.

Deja un comentario